Blog

La eficacia de un segundo fármaco anti-TNF en pacientes con EII

La eficacia de un segundo fármaco anti-TNF en pacientes con EII

En breve se publicará en la revista Alimentary Pharmacology and Therapeutics el artículo: «Revisión sistemática y meta-análisis: eficacia de un segundo fármaco antiTNF en pacientes con EII que no han respondido a un primer fármaco anti-TNF», cuyos autores son los miembros de la Unidad de EII del Hospital Universitario de La Princesa.

Como se sabe, un tercio de los pacientes con enfermedad de Crohn (EC) y colitis ulcerosa (CU) en tratamiento con fármacos anti-TNF no responden al tratamiento (fallo primario), y un importante número de pacientes presentan una pérdida de respuesta (fallo secundario) o intolerancia a dichos fármacos.

El objetivo del estudio fue investigar la eficacia y seguridad del uso de un segundo fármaco anti-TNF tras un fallo primario, secundario, o intolerancia a un primer fármaco anti-TNF.

 Se incluyeron todos los estudios publicados hasta la fecha que evaluaran la eficacia de infliximab (Remicade), adalimumab (Humira) y certolizumab (Cimzia) como segundo fármaco anti-TNF en pacientes con EC y CU.

751658-fig1

En total, se incluyeron 46 estudios (37 en pacientes con EC, 8 en pacientes con CU y uno en pacientes con reservoritis). En 32 estudios que incluyeron pacientes con EC, se cambió infliximab por adalimumab, en 4 estudios infliximab fue reemplazado por certolizumab y en un estudio se realizó el cambio de adalimumab por infliximab.

El segundo fármaco anti-TNF indicado tras el fracaso de infliximab en los pacientes con EC indujo la remisión en el 43% de pacientes, y la respuesta clínica en el 63% de los pacientes. La tasa de remisión fue mayor cuando el motivo de suspensión del primer antiTNF fue la intolerancia al fármaco (61%). En cambio, si el motivo de indicar un segundo fármaco anti-TNF fue una falta de respuesta o una pérdida de respuesta al primer anti-TNF, la tasa de remisión fue de un 30% y un 45%, respectivamente.

En todos lo estudios incluidos de pacientes con CU, el primer anti-TNF fue infliximab, y el segundo a anti-TNF que se utilizó tras el fracaso de infliximab fue adalimumab. La tasa de remisión fue variable, de entre un 0-50%.

Nielsen NEJM

La tasa de efectos adversos tras la administración de un segundo fármaco anti-TNF fue muy variable (0%-81%). No obstante, la mayoría de los efectos adversos fueron leves.

El estudio concluye que la eficacia de un segundo fármaco anti-TNF en pacientes con EC depende del motivo del cambio de fármaco, siendo mayor la tasa de remisión si el motivo de la suspensión del primer anti-TNF fue la intolerancia al mismo (61%), en comparación con el fallo primario (30%) o secundario (45%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *